Friday, July 03, 2009

En el verano las noches son cortas

Qué hacer, frente a dos de las personas más amadas.
Tomó un papel cuadriculado y lo llenó menos cuidadosa que graciosamente; cada cuadrito lleno, de un color diferente.
Nada de ventanitas.
Recuerda al poner fecha y hora a los dos que el vino es algo como el medio camino entre jugo y vinagre, solo que es un camino de un solo sentido.
"No cuentes con ello", parece que le dice alguien.

"En 10 minutos" dijo refiriéndose al tiempo de espera para el siguiente tren suburbano de la línea 1. Todo meticulosamente calculado, que no planeado, incluyendo la necesaria parada en la expendedora de billetes.
Xinyu le dijo hace poco más de un año, cuando le preguntó dónde comprar paciencia, que depende de la calidad, la de buena calidad suele ser cara; "también difícil de encontrar" pensó cuando la voz metálica dijo que se esperan unos minutos de retrasos. El letrerito, tal vez para no levantar peores ideas, indica 3, 2, 1 ó 0 minutos de espera. Después de más de 20 minutos reales, el letrerito parece sacado de un episodio de la Dimensión Desconocida.
Y si se acerca ahora el tren? "Soy capaz de arrojarme a las rieles para morir ya" dijo en voz alta.
Qué hacer en un caso así? La amada le dijo: "tratar de llegar más temprano". El amado le dijo "paciencia, hay que entrenar la paciencia".
"Si me corto una vena ahora mi sangre saldrá a borbotones" pensó, mientras sentía los canales de diversas temperaturas recorriendo su cuerpo en direcciones arbitrarias.
Una cosa es estar solo. Otra con dos de los seres más amados. Embarazoso si un conocido que siempre le vió sonriente se cruza en el andén de en frente.

La cena estuvo deliciosa. Ese vasco es un amor, merece un monumento. Qué pena que estuvieron tan poco tiempo cenando.

Frente a la soleada ventana se pone a pensar, que si no puede borrar ciertos momentos de su pasado, porqué no escribirlos.

4 comments:

Champy said...

Ya tienes un motivo más para padecer nostalgia, porque la nostalgia es eso, recordar y revivir al menos con los sentidos que se pueda experiencias pasadas, y si son bellas chingón...terrible cuando es alrevés, y cuando no se tiene nada atrás, de pánico.

Pobrecita....espero que le hayan dando oprtunidad de respirar entre cada estación desgraciados.

No s eporque pero a mi siempre me han parecido muy atractivas las rieles de toda clase de tren.

Y mira que no tengo nada de suicida eh! Todo lo contrario.

Recuerdo hostal y me emociono, pero estoy en Subiela y sería muy brusco el cambio.

Detesto los caminos de un solo sentido, me apanica el pensar que algún loco se me venga encima.

2046

moonlight said...

Que bueno saber que alguien disfruta de tal manera el verano...aqui el diablo vino tardiamente a poner su sucursal hollywoodense...Voy a mi rancho, espero encontrarme al menos con las ultimas lluvias de la temporada. Una charamusca?

marichuy said...

Querido

Trátese del más doloroso rompimiento de nuestro corazón, de los días felices de la niñez o de los primeros ardores adolescentes... los recuerdos no pueden, ni deben borrarse; mejor escribirlos.

Un beso

Srta. Maquiavélica said...

ahhhhhhhhhh recordar mmmm
diablos ahhhhhh,a algun dia te doy la receta de mi pay jeje(pero tu q me das??)
jajaa