Monday, August 09, 2010

Mapa De Los Sonidos De Tokio


(Isabel Coixet, España, 2009)

La ciudad: Tokio.
El padre de Midori es un adinerado Magnate. Su novio, David, es un español que atiende una vinoteca. Tras el suicidio de Midori, su padre busca comprar un inhumano remedio para su arrasadora melancolía, y David cae en una ambigua tristeza.
Ryu trabaja en el mercado de pescado por las noches; en otras ocasiones es una asesina a sueldo.
Ryu y David se conocen de forma lacónica en la vinoteca. Se conocen en forma más íntima en un invitante y tematizado 'love hotel', suerte de motel en Japón donde parejas van a "hacer el amor".
El pretencioso título (como otros títulos de Coixet) parece intentar aclarar que esta película no va a ser una postal folclórica de la metrópolis nipona; invita al espectador más a escuchar que a ver. La voz narradora justifica el porqué del título y cuenta justo lo necesario, sin excederse. Y no se excede porque en realidad no hay mucho qué contar. La inexacta aritmética de 'Sentimientos' más 'Asesino' sobre 'Metrópolis' no es precisamente algo nuevo, tal vez por eso pareciese fácil de proyectar, sin embargo mucha de esta responsabilidad es delegada pacientemente en un par de actores que deben recurrir más a sus acciones que a sus palabras: Ryu descuartizando un atún, David sacándose un pelo púbico de los dientes, Ryu limpiando una lápida o el sangriento suelo del mercado, David jugueteando con una copa de vino. Sin embargo tales acciones no nos dicen más de ellos que lo que ya sabemos, como si la cámara olvidara mostrarnos lo que ignoramos. Sabemos que a Ryu le gustan los mochis y la vemos comiéndose algunos; sabemos que a David le gusta cantar el en karaoke 'Enjoy The Silence' y le vemos haciéndolo. No sabemos el o los motivos por los que Ryu mata. Ni sabemos cómo inician los días de David aunque es claro que no con sushi. Tal vez no es relevante después de todo.
Un gran acierto es la forma en la que Rinko Kikuchi muestra los cambios de humor (que no ánimo), entre su seca y fría mirada primero, y sus sonrientes ojos cerrados después. Otro es ls romántica y elocuente banda sonora. Y después de todo sí hay uno o dos momentos folclóricos como los flashmobs o el tipo vestido con hojas en la estación.
La versión que me tocó ver fue la doblada al alemán, así que David hablaba fluido alemán tanto en Tokio como en Barcelona. No me enteré si Sergi López aprendió de forma fonética sus diálogos).

3 comments:

marichuy said...

Querido

Creerás que ni siquiera ésta se ha estrenado acá en México? Y eso que el cine español llega mucho más rápido que el de otros países (este film sí tengo ganas de verlo).

La que por fin llegó a pantalla comercial (para dar el semanazo) es ‘Un Prophète’. Uff, aunque ya la había visto, estoy feliz. A mí este género noir-policíaco-carcelario me fascina, amén de que el cine de Jacques Audiard me gusta mucho.

Besitos

Champy said...

Yo tambien, espero que ésta no nos la tarden años...sergi ensayó conmigo todos sus diálogos, asíq ue te puedo decir que su dicción era "Perfecta"
También ensayó conmigo lo del pelito!
Rinko es fría.
Él es cálido.

2046

fritzio said...

Pues nada más porque te creía retirado. Casi como yo, que hoy descubro que tengo seis meses, seis, sin hacer una Cinemanchas. Ahora que revivo, a través de Comala (egoista, escucho Nereidas acompañar mi post, sobre la península y el cuerno de la abundancia. Todo culpa, como siempre, de Champy. El caso es que, por aqui ando. Te anuncio, además, nuevo post en otro blog, uno que se llama del año, que también ha estado bastante abandonado. Un saludo y un abrazo.

http://manosdegato.blogspot.com/2010/08/parcas-noticias.html