Thursday, January 12, 2006

Trátame bien.

Ya no tengo 20 años. Coño. Tampoco tengo 30. Miro la vida pasar, aunque eso no significa que tenga que mirarla simplemente sentado.
Art Brut! Arriba! Coño! No les pedí su firmita! Abajo! The Chalets abrieron el concierto. La moda del 'revival'. A un lado! Al menos tocan instrumentos y tienen cara bonita y baliaban las dos chamacas en el escenario arriba, muy arriba, hasta casi me dio dolor de cuello.
Más arriba. Reina. Christian. "Sabes lo que tu nombre en español significa?" le pregunté una noche de Diciembre. "Sí!". Posiblemente Christian, su novio, le haya dicho; él ha estudiado un poco de mi idioma y supongo le dijo. "Un momento, eres alemana?", "No, soy de Finlandia". Agarré a todos los prejuicios que iban a explotar en mi culo y los intenté achocar de nuevo pero no pude por la garrotera que casi me da al jugar 'curling' esa noche. No prejuicios sobre Reina. Otro tipo de prejuicios que arrastran perjuicios. Prejuicios a los que quiero hacer a un lado, porque no me interesa estar amargado.
Pues arriba, Reina y Christian, ya que el 'Fabrik' tiene el techo alto y una plantita arriba desde donde se puede ver muy bien la banda.
Abajo yo que pensaba estar solo (disfrutando del secreto placer del froteurismo -ciertos placeres secretos no se le deben contar a nadie (ni siquiera a un puto blog)- que hasta me acordaba de 'La Náusea' de Sartre) me vi junto a Rony y Tine y al poco rato a Elke y a una chica llamada Iris.... "ich heiße Jorge"... "ahh, hast du dich gerade vorgestellen?" ... Putos prejuicios! Largo!
"Jorge, pon tu mochila en otra parte!" dijo Tine. En la mochila tenía mi chaqueta y la sudadera. No iba a dejarlas en el servicio de guardado; cuesta un euro y la cola para dejar y para recoger consume tiempo. Yo soy impaciente y prefiero consumir una cerveza.
Dejar la mochila a un lado. Preocupado. Coño! Si vine a divertirme! Además Art Brut no está nada mal como para ser el primer concierto del año.
Dos cervecitas. Art Brut. Froteurismo. Rony, Tine, Elke, Iris, Reina, Christian. Pollo en salsa de mango.
Prejuicios al otro lado.
Después de cierto rato me siento con derecho a exigir.
Trátame bien.

3 comments:

Gerardo said...

puede enviarme un par de discos de esas bandas que escucha y que tanto influyen en su vida... ???

g. neidisch said...

Voy a ir a Mérida entre los fines de Enero y los principios de Febrero.
Puedo darte algo de música personalmente si quieres.
Dime alguna forma de contactarte cuando me encuentre allá.
No te garantizo que toda la música se te sea precisamente 'novedosa' (con comilla simple que no doble -posiblemente la conoces)
No dudes en decirme si se te ofrece alguna otra cosa.

De encuentros y desencuentros said...

Ay amiguito del bosque de los ciruelos!! Está bien mandar a la chingada todos aquellos prejucios que desgraciadamente hay en este país supuestamente "open mind". los conciertos se hicieron para sacar todo lo que uno tiene dentro, gritar, cantar, desenfrenarse y disfrutar por unos momentos la energía o la retroalimentación de vibra público-artista-público. Si lo sabré yo.... Espero que te hayas divertido y que ta haya valido un soberano sorbete lo que los demás pensaron. la vida sólo es una, chingao!!!